Cirugia de vitrectomia

A

¿Qué es?

 

La vitrectomia es una técnica quirúrgica que sirve para eliminar el vítreo mediante sistemas de corte y aspiración, manteniendo siempre la presión ocular estable.

Es una intervención que consiste en la introducción de diferentes instrumentos como, fuentes de luz, pinzas, micro tijeras, etc, en el interior del ojo para eliminar el vítreo y sustituirlo por aire, gas u otras sustancias. La finalidad es mantener la retina en su posición, ya sea de forma temporal, mientras se produce la cicatrización, o de forma definitiva en casos más complejos.

 

En algunos casos, al finalizar la intervención se deja el ojo lleno de gas, aire o aceite de silicona con la finalidad de mantener la retina en su posición. Esto obliga al paciente a estar en una posición determinada, a menudo boca abajo, incluso para dormir, los días siguientes a la cirugía para que esta sea exitosa.

 

Con frecuencia se asocia a otras técnicas como aplicación de frio, colocación de implantes o cerclajes, extracción de muestras del interior del ojo, intervención de cataratas. Se realiza en quirófano con las medidas de esterilidad necesarias.

 

¿Cuando se realiza? Objetivos Riesgos

B

¿Cuando se realiza?

 

Desprendimiento de retina.

Complicaciones de la diabetes mellitus, como por ejemplo hemorragias vítreas, edema macular, vitreoretinopatia diabética.

Enfermedades de la macula: agujeros maculares, membranas por encima o por debajo de la macula.

Infecciones graves del ojo como la endoftalmitis.

Oclusiones vasculares.

uerpos extraños intraoculares por accidentes, o fragmentos de cristalino o cristalino completo luxado a vítreo después de cirugía de catarata complicada.

Limpieza de vítreo: uveítis, condensaciones vítreas, miodesopsias.

 

¿Qué es? Objetivos Riesgos

C

Objetivos

 

El objetivo es, en algunos casos, recuperar la visión del ojo afectado, en otros, mantener o impedir la progresión de la perdida visual, intentando conseguir la mayor reconstrucción estructural posible del interior del globo ocular.

Si la respuesta del ojo es buena ira recobrándose la visión progresivamente en el transcurso de las siguientes semanas, e incluso meses, aunque eso dependerá en cualquier caso de la propia enfermedad.

Si no se realiza la vitrectomia, la enfermedad puede progresar con deterioro de la estructura anatómica del ojo, y puede llegar a producir atrofia ocular y consecuentemente la ceguera, en ocasiones acompañada de dolor.

Si no se trata a tiempo, el desprendimiento de retina pude llevar al deterioro e incluso a la perdida completa de la visión.

En algunos casos, una sola intervención puede ser insuficiente para conseguir la curación y es necesario operar diversas veces para intentar conseguirla.

 

¿Qué es? ¿Cuando se realiza? Riesgos

D

Riesgos

 

Cualquier intervención quirúrgica comporta algún tipo de riesgo. Aunque se trata de una técnica de una eficacia suficientemente contrastada en un gran número de pacientes, no está exenta de posibles complicaciones, como son:

 

Desarrollo de la catarata o su rápida evolución, si ya se padecía. Es la complicación mas frecuente de esta cirugía.
Durante la intervención pueden aparecer hemorragias o lesiones de estructuras intraoculares como la retina o el cristalino.
Dolor que va, desde leve o moderado a intenso (y que puede durar incluso unos cuantos meses), aumento de la tensión ocular, desprendimiento de retina, en el postoperatorio.
Inflamación ocular post intervención, ya que se trata de una cirugía muy traumática.
Endoftalmitis.

 

¿Qué es? ¿Cuando se realiza? Objetivos