ilo-pterigi

Pterigión

Es un crecimiento anormal de la conjuntiva sobre la córnea. Es más frecuente en el lado nasal, pero puede producirse también en el lado externo del ojo o en ambos.

El principal factor de riesgo para desarrollar un pterigión es la exposición solar y la sequedad. Por eso tiene lugar en la zona interpalpebral. Las personas afectadas que trabajan al aire libre son las más afectadas. Es más frecuente en países tropicales y, especialmente, en zonas de montaña. Estudios epidemiológicos lo relacionan con la dosis de rayos UV recibida durante la vida, ya sea por causa profesional o geográfica.

Síntomas

El pterigión se presenta como una zona elevada blanquecina en el lado interno y/o externo de la córnea. Es indoloro y los síntomas dependen principalmente del tamaño de la lesión. Los más pequeños pueden ser asintomáticos pero, a medida que crecen, pueden generar molestias en la superficie del ojo, como: ojo rojo, lagrimeo, sensación de cuerpo extraño.

En casos muy graves, puede llegar a comprometer la visión si genera astigmatismo y recubre áreas mayores de la córnea.

Tratamiento

Las lesiones pequeñas en general no requieren tratamiento y se resuelven únicamente con colirios lubricantes. En casos más avanzados, se tratan mediante la extirpación quirúrgica.

Prevención

La principal medida preventiva es utilizar gafas de protección solar en períodos de exposición prolongada y colirios lubricantes para evitar la sequedad.