Conjuntivitis alèrgica ILO Oftalmologia - Foto de Alina Matveycheva

Primavera y conjuntivitis alérgica

Ha llegado la primavera y, por lo tanto, las alergias. Junto con la congestión nasal, los estornudos y el picor, una de las manifestaciones más comunes de las alergias es la conjuntivitis alérgica.

 

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?
La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, una membrana mucosa fina y transparente que cubre el ojo. Cuando esta se inflama se hacen más visibles los vasos sanguíneos, hecho que hace ver el ojo de un color rosado o rojizo. Es una respuesta inflamatoria causada por los alérgenos a los cuales somos sensibles y normalmente va asociada a las estaciones del año.
Forma parte de las patologías alérgicas atópicas como puede ser la urticaria, la dermatitis atópica o el asma, entre otras.
Al contrario que la vírica o la bacteriana, la conjuntivitis alérgica no es contagiosa..

 

¿Qué síntomas tiene?
Son muy variados, pero casi en todos los casos predomina el picor acompañado de un enrojecimiento ocular leve. En otros casos nos podemos encontrar con:
– Ardor de ojos
– Secreción mucosa del ojo
– Lagrimeo constante
– Párpados hinchados
– Dilatación de los vasos sanguíneos

 

El diagnóstico es clínico
Nuestros oftalmólogos te pueden diagnosticar la conjuntivitis alérgica mediante una exploración ocular y formulándote una serie de preguntas relacionadas. Normalmente, no se necesitan más pruebas para el diagnóstico.

 

Si la alergia es conocida, es fundamental tomar precauciones
Durante la primavera te recomendamos prevenir una exposición directa con la sustancia alérgena tomando las siguientes medidas: mantener las ventanas cerradas, utilizar aires acondicionados con filtro, tender la ropa dentro de casa y llevar gafas de sol al salir al exterior.

Si ya estás en tratamiento, evita rascarte para evitar que los síntomas duren más y prevenir así lesiones en la córnea.

 

En ILO Oftalmología pautamos el tratamiento más adecuado en cada caso
Nuestros especialistas recomiendan lavados frecuentes de la superficie ocular con suero fisiológico unas 4 o 5 veces al día y usar lágrimas artificiales. El frío también te ayudará a aliviar los síntomas, así que te sugerimos guardar el suero en la nevera. En esta línea, las compresas frías sobre los párpados pueden ayudar a reducir la inflamación.

Por otro lado, a veces nuestros oftalmólogos pautan el uso de colirios antihistamínicos y/o corticoides y en casos de alergia acompañados por otros síntomas pueden añadir al tratamiento un antihistamínico oral.

 

Si crees que puedes tener conjuntivitis alérgica, consulta a tu oftalmólogo.
En ILO Oftalmología te atenderemos con mucho gusto.

 

¡Compartimos la ILOsión por una mejor visión!
Pide tu cita al 973 245 380.