ImatgeWeb ILO DM diabetis

Retinopatía diabética, la enfermedad vascular más frecuente de la retina

La retinopatía diabética es una de las causas principales de ceguera en la población activa en países industrializados.



Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes con el objetivo de dar a conocer la diabetes y sensibilizar la sociedad sobre esta enfermedad y el resto de patologías que derivan de la misma. Hablamos, entre otras, de la retinopatía diabética, considerada una de las causas más frecuentes de ceguera en todo el mundo junto con la catarata, el glaucoma o la uveítis. De hecho, el edema macular diabético es la causa más frecuente de disminución de la agudeza visual en los diabéticos y la retinopatía diabética proliferativa, la responsable de los déficits visuales más severos.

Se estima que entre el 20 y el 40% de los pacientes con diabetes serán diagnosticados de retinopatía diabética, que a la vez puede agraviarse a modo de edema macular diabético. En este sentido, el envejecimiento progresivo de la población y el aumento de la diabetes se ha traducido en un incremento de la retinopatía diabética, hasta el punto de multiplicar por tres su incidencia a lo largo de los últimos quince años.

Para prevenir y tratar cualquier afectación de la vista a resultas de la diabetes es fundamental mantener una buena salud visual y realizar revisiones anuales con el oftalmólogo. Teniendo en cuenta que la retinopatía diabética deviene la principal causa de ceguera en la población activa en países industrializados, hoy os explicamos qué es y cómo se puede tratar.

 

¿Qué es la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética es la enfermedad vascular más frecuente de la retina. Fruto de una descompensación metabólica, los vasos de la retina resultan afectados y dejan pasar fluido al espacio extracelular, con la consiguiente pérdida de visión. Esto es, la retina no puede ejercer correctamente su función y se resiente la vista.
Retinopatia diabètica

FOTO: Imagen de un ojo con retinopatía diabética.


¿Cómo se puede prevenir?

Es imprescindible mantener un control constante de la glucemia y de la presión arterial. También se tienen que controlar otros factores de riesgo que perjudican la enfermedad como por ejemplo el tabaquismo, el sedentarismo o la obesidad.

Desde ILO Oftalmología recomendamos revisiones anuales con el oftalmólogo a los pacientes con diabetes para hacer un seguimiento estricto de la enfermedad, dado que el paso de los años se convierte en un factor que juega en contra de la citada patología.

 

5 indicios para detectarla

El paciente no es consciente del daño que le produce la enfermedad hasta que ya se ha hecho patente. El síntoma principal es la disminución de la visión a causa de un edema macular (acumulación de líquido en la parte central de la retina) o hemorragia vítrea.

Las señales más comunes que pueden indicar que se está desarrollando retinopatía diabética son:

• Pérdida gradual de la visión
• Visión de manchas o “moscas flotantes”
• Visión borrosa o variable
• Áreas de visión perdidas
• Dificultad para ver por la noche

 

Tratamiento

La retinopatía puede dañar la mácula (zona central de la retina responsable de la visión de detalle) o la periferia. Según la zona afectada y el grado de desarrollo de la enfermedad, disponemos de tres opciones de tratamiento: la fotocoagulación con láser, las inyecciones intravítreas y la cirugía (vitrectomía).

En ILO Oftalmología contamos con una unidad especializada en retina configurada por tres grandes retinólogos: el Dr. Guilllem Ferreruela, la Dra. Alícia Travesset y el Dr. Jaume Català.

 

Para más información, pide cita previa llamándonos al T. 973 245 380.
Nuestra ILOsión, ¡una mirada perfecta en todas las edades!

ILO Oftalmología
La clínica de tus ojos