La mirada habla por sí sola y también desvela los primeros signos de la edad. Y es que la piel del contorno de los ojos...